Oxímetros de pulso, tipos y funciones

Los oxímetros de pulso son equipos médicos que nos permiten analizar la cantidad de oxígeno que permanece en nuestra sangre, al igual  que la medición de nuestro pulso, ello a través de ondas de luz LED e infrarroja. Los tipos de oxímetros se identifican por su forma, dimensiones y el sitio en el cual son colocados para llevar a cabo el diagnóstico.

Quien vende oxímetros

Oxímetro de dedo

Hoy en día es el tipo de oxímetros de pulso que más se adquiere en el mercado,  funciona al colocar el dedo directamente dentro de una sonda en forma de clip, la cual tiene un monitor. Generalmente esta pantalla permite observar la gráfica o el nivel de oxígeno del paciente a través de un porcentaje dado por el aparato.

Estos modelos destacan por ser los más portátiles, pues sus dimensiones son pequeñas y ligeras, de hecho pueden transportarse dentro de un bolso o mochila, incluso en un bolsillo sin problema alguno. Su utilización es el de monitoreo intermitente, de tal forma que pueda mantener en constante uso.

El precio de estos oxímetros de pulso es económico, son los más baratos en este mercado especializado, a ello también se debe su reconocimiento. Son muy sencillos de usar y arrojan una lectura precisa, de hecho tienen una alarma que suena o vibra, la cual permite conocer cuando existe un problema en cuanto al diagnóstico se refiere.

Oxímetro de muñeca

Estos oxímetros de pulso son muy parecidos a los famosos relojes inteligentes y se utilizan en la muñeca al igual que un reloj. Cuentan con un cable que llega hasta el dedo, a una sonda, la cual posibilita tener un control constante sobre el paciente. Incluso es posible encontrar modelos que van directamente en la muñeca y llevan a cabo la medición sin la necesidad de un cable.

Este tipo de equipos se utiliza con regularidad en hospitales y clínicas en individuos que requieren una lectura continúa. Es decir, se necesita conocer constantemente sus niveles de oxígeno en la sangre durante el día y la noche, y los oxímetros de muñeca ayudan a esta tarea gracias a su batería de larga duración.

Oxímetros de mesa

Son  los únicos aparatos de este tipo que no son portátiles, por ello se hallan generalmente en consultorios de hospitales o clínicas. Son los más caros de todas las clases de estos aparatos de medición, pues tienen funciones mucho más avanzadas. Además cuentan con una pantalla amplia dentro de una caja, que conecta la sonda al paciente y permite realizar el monitoreo.

Cabe agregar que también tienen más sensores de oximetría que otro tipo de oxímetros, por lo que pueden realizar un seguimiento exacto del nivel de oxígeno. Asimismo, son capaces de medir la presión arterial, que necesita ser tomada continuamente en pacientes de alto riesgo. De igual forma, cuenta con un sonido constante y en cuanto éste comienza a acelerarse pone en alerta a las enfermeras o personal médico.

Oxímetro neonatal

Es preciso conocer que los diversos modelos de oxímetros para adultos no son recomendables para utilizarse en bebés recién nacidos. Lo anterior se debe a que las extremidades de estos pequeños no cuentan con el tamaño y fuerza necesaria para la utilización de estos aparatos, por lo que los resultados no serían nada exactos si es que se dan.

Este equipo médico es muy similar al medidor de oxígeno de mesa y el de mano, pero la sonda que utiliza la sonda es de un tamaño menor, además tiene una forma diferente a la que se usa en los adultos. Este modelo es ideal para usarse en hospitales, salas de cirugía, en el hogar, o bien, durante el traslado del paciente.

Si quieres saber con qué oxímetros de pulso contamos, puedes entrar a nuestra tienda en línea de equipos médicos o contactarnos. Tenemos los mejores aparatos de calidad norteamericana y se encuentran al mejor precio del mercado.

Oxímetro Neonatal