Colposcopio: su gran tarea en la medicina

El colposcopio es un instrumento utilizado en la colposcopia, la cual es un estudio posterior a la citología, para la detección temprana del cáncer de cuello uterino. A diferencia de la citología, la colposcopia será requerida en situaciones donde la citología muestre células anormales o cuando el ginecólogo necesite una prueba adicional para verificar los datos.

¿Qué es la colposcopia?

Es un examen médico donde se observa el cuello uterino con un aparato amplificador especial llamado colposcopio, éste ilumina el interior de la vagina y el cuello uterino. El colposcopio puede incrementar la vista normal del ser humano en una escala de 2 a 60. Tras la iluminación, se extraen biopsias del cuello uterino para enviarlas al laboratorio y poder analizar si existen posibles lesiones pre malignas o cancerosas.

El colposcopio permite al ginecólogo identificar problemas complicados de observar a simple vista, este aparato es un tipo de binocular de uso rápido, que en ningún momento se adentra en la mujer

Utilizar el colposcopio  y realizar este examen dura en promedio 10 minutos. Se trata de una prueba indolora. Las pacientes sometidas a este tratamiento únicamente experimentan “presión” al momento de la toma de muestra.

¿Cuándo es necesario realizar una colposcopia?

Como se comentó anteriormente, la colposcopia debe realizarse cuando la citología muestra un resultado positivo por alguna lesión cancerosa que pueda desarrollar cáncer de útero.

Siendo más estrictos, también se puede utilizar el colposcopio si existe la sospecha de patologías cervicales tras una revisión, si la paciente muestra infección, inflamación cervical, displasia o pólipos. Siendo el caso, el médico determinará lo que crea necesario.

Por otra parte, el colposcopio también se llega a usar periódicamente en pacientes que padecen el Virus del Papiloma Humano (VPH) o también a quienes han desarrollado cáncer.

¿Qué se necesita saber antes de la consulta?

Antes que el ginecólogo utilice el colposcopio, es importante que la paciente tome en cuenta los siguientes puntos:

  • No debe hacerse esta prueba durante la menstruación.
  • No haber tenido duchas vaginales, ni haber usado tampones o medicamentos vaginales en 24 horas anteriores a la cita

Después del colposcopio y la biopsia se puede seguir con una vida normal, excepto si se realizó una biopsia, de ser el caso tiene que aguardar por lo menos tres días para tener relaciones sexuales, ya que es necesario que cicatrice la zona.

La colposcopia en el embarazo

En esta etapa es posible realizar una colposcopia y conlleva un bajo riesgo, pues el trabajo de inspección es utilizando el colposcopio. De cualquier forma, el ginecólogo es quien sabrá si es conveniente hacer la prueba mientras ocurre el periodo de gestación, o aguardar unos meses y realizar el estudio postparto.

Posiblemente, si se realiza esta prueba en el embarazo la mujer pueda experimentar un mayor sangrado, no por el colposcopio, sino después de la biopsia, debido a que durante la gestación existe más flujo de sangre en el cuello del útero.

Colposcopio con diferentes campos de visión y filtro verde

Los resultados

Si se detecta la existencia de células lesionadas, el ginecólogo decidirá si es necesario utilizar nuevamente el colposcopio, hacer estudios complementarios o enviar un tratamiento.  Debe analizarlo, pues hay ocasiones en que las células sanan por sí mismas y solamente es necesario hacer la citología nuevamente. Aunque, hay momentos en que la biopsia termina por ser el tratamiento, pues el médico elimina las células al extraer las muestras.

Cuando se ha considerado continuar un tratamiento para deshacerse de las células pre-malignas, el ginecólogo podrá elegir entre crioterapia, utilizar el congelamiento para eliminar las células anormales o  destruirlas por medio de láser o con una biopsia cónica, esta última implica la realización de un corte en forma de cono a una parte del tejido del cuello uterino mientras se supervisa a través del colposcopio.

Cabe decir que mientras se esté en tratamiento será necesario ir periódicamente con el ginecólogo, para hacer citologías y confirmar la eliminación de dichas células.

Tipos de colposcopio

Se pueden encontrar desde un colposcopio digital mini de 50 gramos, hasta uno con 11 kg de peso y cámara integrada. Hoy en día cuentan con iluminación LED y diferentes campos de visión. Se puede encontrar un colposcopio para las necesidades de cada ginecólogo.  

Si requieres saber más sobre la venta de colposcopio, su utilización y otros aparatos médicos de igual importancia. No dudes en contactarnos.

colposcopio

Colposcopio Sonoscope 1000

venta de colposcopios

Colposcopio digital mini smartcope

Colposcopios

Colposcopio Sonoscope 2000 cámara de video integrada