No hay mejor sonido que el de los latidos del corazón de un bebé desde el vientre de la madre.

El uso de monitores fetales en casa se ha popularizado en los últimos años, se utilizan a partir de las 8 semanas de embarazo, que es cuando el equipo puede detectar el latido del feto.

EMBARAZADAS

Los sitios web de maternidad sugieren adquirir un monitor fetal para su uso en casa, con el objetivo de dar tranquilidad a las futuras madres al escuchar los latidos del bebé y saber que todo esta en orden. También se usan como elemento de vinculación con la familia ya que, además de la respiración, permiten escuchar otros sonidos como  patadas e hipo.

Si bien la evidencia indica que los monitores fetales son seguros cuando se usan moderadamente,  hay precauciones básicas que se debes seguir cuando se decide adquirir uno para  uso en casa.

Acompañamiento médico:

Un monitor fetal en casa, de ninguna manera reemplaza a un médico.

Un oído poco entrenado, puede confundir fácilmente el sonido de la sangre que fluye o el silbido del líquido amniótico con un latido. También recuerda que un monitor doppler fetal, no puede recoger por sí mismo, todos los signos de malestar fetal, de modo que será necesario continuar con las evaluaciones médicas.

monitor signo vital

Monitor diseñado para los requisitos especiales de departamentos de obstetricia.

SONOMEDIC Monitor 601

Ante cualquier anomalía acude al médico.

No permitas que tu monitor fetal te dé una falsa sensación de seguridad.

Si se presenta algún evento anormal acude al médico inmediatamente, de nada serviría una revisión sin la supervisión médica.

Como mencionamos, una persona sin experiencia puede confundir otros sonidos con latidos y aunque logres identificar el latido adecuadamente, esto no brinda información adicional sobre el estado del bebé.

venta de doppler fetal

Ideal para clínicas y uso domestico.

Sonomedic Doppler Fetal SmartDopple

 Si no puedes escuchar el latido del bebé usando tu monitor fetal, no te estreses.  

En el otro extremo,  están las madres que se estresan al no poder escuchar los latidos del bebé usando su monitor.

Esto frecuentemente sucede con los usuarios poco experimentados, puede que no se esté usando bien el equipo o  que sea demasiado pronto para oír el latido del corazón (a veces no se puede escuchar un latido del corazón hasta las 12 semanas).

Capacítate

En primer lugar revisa las instrucciones de uso.

Úsalo con moderación, no los uses cada hora, todos los días. Pide al médico que te sugiera la frecuencia de uso adecuada.

Conclusión

Los monitores fetales son excelentes herramientas, cuando se les da un buen uso.

Cerramos con la frase que el Dr. Chaklalier dio en entrevista para el New York Times.

“Por sí solos, los monitores son inofensivos; es el uso indebido (…) el que puede ser peligroso. Estos monitores pueden ser muy divertidos, y personalmente me gustaría comprar uno.”