Venta de colposcopios

Los Colposcopios son equipos utilizados para la exploración del cuello uterino, ayudando a detectar a tiempo posibles células cancerígenas. Colposcopios disponibles para venta.

Antes de definir con detalle este equipo en particular es importante refrescar o conocer que es una colposcopía, este término se refiere básicamente a un procedimiento que se lleva a cabo para examinar el cuello uterino, la vagina y la vulva de modo de poder detectar cualquier anomalía o signos de enfermedad, de ahí nace el nombre del instrumento que se utiliza para ello que es el Colposcopio.

Tanto el procedimiento de colposcopía como los colposcopios tuvieron sus inicios en 1925 gracias al doctor alemán Hans Hinselmann, su objetivo primordial era el estudio de los epitelios del cérvix, por un cáncer invasor causado por una lesión en el ojo humano, como se dice que muchas cosas se crearon por accidente, esta fue una de ellas, aunque se buscaba otro sector, sirvió de una forma idónea para los epitelios del cuello uterino.

Entonces, cuando hablamos de colposcopios nos referimos a un instrumento óptico con iluminación de un tamaño pequeño capaz de recorrer los canales que sistema reproductor femenino y masculino en algunos exámenes como la androscopia o peniscopia.

Ahora bien, específicamente los colposcopios son utilizados para procedimientos instrumentados diagnósticos y en algunos casos terapéuticos. Esta función lo hace el colposcopio gracias a su diminuto tamaño entre 250 y 300 mm. Por supuesto, a medida que avanza la tecnología este equipo se ha vuelve más sofisticado incluyendo cámaras para un diagnóstico más preciso. Como mencionábamos anteriormente su función radica en el diagnóstico del cuello uterino, la vagina y la vulva de la mujer, teniendo entrada en algunos diagnósticos para el hombre. Es incluso capaz de tomar muestras para estudios específicos.

Para entender el uso de este instrumento es importante conocer como está conformado, sus tres partes principales son el cabezal, el sistema de iluminación y el sistema de apoyo. Ahora bien, el cabezal es el encargado de mostrar las imágenes por medio de un sistema de lentes, es como hablar de unos binoculares donde el operador en este casi un médico o experto en el área puede visualizar a distancia las partes que conforman el aparato reproductor femenino con una excelente nitidez, aunque como mencionábamos anteriormente ahora también existen los más actuales con cámara en vez de binoculares que refleja en una pantalla todo el interior, en ambos casos se pueden configurar para una mejor apreciación del cuello uterino.

Luego tenemos el sistema de iluminación que, por supuesto su nombre expresa muy bien de que se trata, se encuentra en posiciones especificas en el cabezal o en algunos casos en la base, utilizando fibra óptica como conductor, este equipo puede ser rígido o flexible, en cualquier caso el operador puede control la movilidad por medio de contrapeso y sistema de frenado, puede ir hacia atrás, adelante, arriba, abajo y hacia los lados, sin que represente una incomodidad para el paciente.

Finalmente, está el sistema de apoyo que es básicamente la base que sostiene al equipo y donde el médico o experto maneja al cabezal para realizar el debido diagnóstico, cabe destacar que para su uso se debe tener conocimientos en el área y sobre el colposcopio como tal.